Domingo, 21 de Julio de 2024 | 11:03:24

Desactivan amenaza de paro nacional con promesas de bono navideño (voluntario)

Victoria política del Gobierno nacional. Se pusieron de acuerdo Gobierno, CGT y empresarios. El bono es voluntario y cada sector negociará por separado. Estatales para el final.

El Gobierno sentó ayer las bases para la negociación de un bono de fin de año en el sector privado, con un piso de referencia de $ 2.000 y la posibilidad de elevarlo en actividades con margen de rentabilidad.

Lo hizo al cerrar un acuerdo con la CGT y las principales cámaras empresarias, que a continuación abrirá una instancia masiva de negociaciones en cada sector para articular la compensación de fin de año, aunque todavía no fue definido para los trabajadores estatales.

Se trata de un entendimiento político, de cumplimiento voluntario.

El bono pactado ayer somete al tironeo propio de las paritarias la fijación de los valores finales y el eventual cumplimiento del piso establecido.

Las cámaras pymes ya advirtieron la imposibilidad de pagar los $2.000.

La Unión Industrial (UIA) se declaró imposibilitada de obligar a sus asociados a afrontar ese costo. En tanto que las cámaras de Comercio y Construcción alegan que el valor del bono está incluido en sus recientes acuerdos paritarios.

En cualquier caso se trata de una victoria política del Gobierno, que logró desactivar por completo la amenaza de un paro nacional al trasladar el peso mayor de la puesta en práctica del acuerdo a cada empresa.

En los próximos días el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, deberá definir junto al gremio mayoritario del Estado, UPCN, un pago extraordinario para los empleados de la administración pública central (unos 200 mil) y a partir de esa definición cada provincia y municipio deberá entablar discusiones con sus respectivos gremios.

La denominada Mesa de Diálogo para la Producción y el Trabajo tuvo concurrencia casi perfecta. Por el Gobierno estuvieron el jefe de Gabinete, Marcos Peña, los ministros de Hacienda, Alfonso Prat Gay; de Trabajo, Jorge Triaca; de Producción, Francisco Cabrera, y de Desarrollo Social, Carolina Stanley, junto al coordinador interministerial Mario Quintana. De la CGT concurrieron sus tres líderes, Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña junto a miembros de la "mesa chica" de la organización, en tanto que por el sector empleador asistieron representantes de la UIA, las cámaras de la Construcción y el Comercio, la Bolsa, los bancos de Adeba y la Sociedad Rural.

El acuerdo marco implicará la base política a partir de la cual empresarios y sindicalistas de cada actividad deberán ahora sentarse a negociar las condiciones de pago del bono. 

Dos sectores que participaron ayer de la mesa concentrarán la atención: Comercio, el mayor sindicato privado del país con cerca de un millón de afiliados, tiene pendiente cerrar su paritaria (acordó por un primer semestre y espera hoy definir el segundo) y se apresta hoy a pactar una suba hasta marzo próximo, por seis meses, de 19% en dos cuotas, de modo tal de completar en el año un 39 por ciento. El mayor gremio de la construcción, UOCRA (unos 400 mil afiliados), acordó en esos parámetros la semana pasada. En ninguno de los dos está previsto el otorgamiento de un bono, a pesar de que las cámaras respectivas firmaron el acuerdo.

 

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

+ NOTICIAS