Martes, 19 de Septiembre de 2017 | 14:10:29
02/08/2017

Bordet, otra vez anfitrión de una cumbre de gobernadores

Los mandatarios se reunirán mañana para unificar una postura frente al reclamo de Vidal por los fondos de Buenos Aires, que, en caso de prosperar, significaría para Entre Ríos unos $ 3500 millones menos por año.

 

A la espera de un fallo de la Corte Suprema que podría afectar sensiblemente las finanzas de sus provincias, los gobernadores peronistas volverán a verse las caras mañana en la Casa de Entre Ríos en Buenos Aires, cuando falten apenas diez días para las PASO, en las que empezará a delinearse la reorganización del PJ.

Tienen un solo tema en agenda: acordar una posición común frente al reclamo de la provincia de Buenos Aires por el Fondo del Conurbano. En febrero del año pasado, la gobernadora María Eugenia Vidal inició una demanda contra el Estado nacional para recuperar íntegro ese fondo y reclamar lo no cobrado en los últimos cinco años: $ 250.000 millones.

Ocho mandatarios ya se habían reunido en la Casa de Entre Ríos a mediados de mayo, cónclave en el que pidieron a la Casa Rosada que los tenga en cuenta en la "repartija" y no sólo en los pedidos de ajustes. 

Los gobernadores están seguros de que la Corte fallará en favor de Buenos Aires. Es más, el reclamo les parece justo. Pero también creen que para saldar la deuda, el gobierno nacional tomaría los fondos de los que hoy coparticipa a los otros 22 distritos. El tema está entre los que la Corte prevé resolver este año. De hecho, ya citó a las provincias para que se defiendan a través de sus fiscales de Estado. En las próximas semanas, cada una deberá presentarse por su cuenta, pero la idea es que los planteos giren en torno de los mismos argumentos.

La posibilidad de perder coparticipación tiene a los jefes provinciales en alerta. Hay miles de millones de pesos en juego. Algunas aproximaciones: si el Gobierno echara mano de la coparticipación actual, Entre Ríos perdería unos $ 3500 millones anuales y Tucumán, cerca de $ 3000 millones.

Sin embargo, y más allá de la urgencia del tema que los convoca, la reunión de mañana intentará ser una señal política de los gobernadores, con las PASO como telón de fondo.

En principio será otro intento por revivir la "liga de gobernadores", que intentan reeditar desde el año pasado. Hasta ahora, sin éxito. Aunque se reunieron varias veces y fueron ampliando la convocatoria, no lograron consolidarse como bloque de poder ni frente al Gobierno ni de cara a la "renovación" del peronismo.

Para la cita de mañana, en la Casa de Entre Ríos en la ciudad de Buenos Aires, están confirmados Juan Schiaretti (Córdoba), uno de los organizadores de la reunión, junto con el anfitrión, el entrerriano Gustavo Bordet; Sergio Casas (La Rioja), Juan Manzur (Tucumán), Domingo Peppo (Chaco), Lucía Corpacci (Catamarca), Mario Das Neves (Chubut) y Sergio Uñac (San Juan). Esperan, además, a Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Juan Manuel Urtubey (Salta) y a los más enfrentados con la Casa Rosada: Carlos Verna (La Pampa) y Alberto Rodríguez Saá (San Luis).

Aunque intentan restarle peso al ingrediente político del encuentro, cerca de los gobernadores admiten que cuantos más sean en la foto, mejor.

Quieren mostrarse abroquelados frente a Macri. Y también frente a Cristina Kirchner. Saben que el resultado de las elecciones podría reposicionar a la ex presidenta para encolumnar al peronismo de cara a 2019. También saben, y repiten, que lo que pase en sus provincias nada tendrá que ver con Cristina o con el kirchnerismo. Será a partir de los resultados que cosechen en sus territorios que buscarán volver a tallar en el mapa político.
 

Fuente: La Nacion

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

opinión

+ NOTICIAS