Miércoles, 13 de Diciembre de 2017 | 06:23:28
30/10/2017

Privilegiados: los diputados duplicaron sus dietas desde que asumieron y en 2018 cobrarán 60% más que el gobernador

A contramano del ajuste y la austeridad, todos los bloques legislativos convalidaron un exorbitante aumento del 70% en sus dietas. Desde enero cobrarán arriba de 133 mil pesos, 60 por ciento más que el propio gobernador. A eso se suma el aguinaldo, contratos de asesores, más todos los aumentos que se otorguen a los empleados estatales. 

 

Se escandalizan por las cifras de pobreza e indigencia y alzan la voz para mostrarse alarmados por la crítica situación de los jubilados o de los hospitales públicos, pero no dicen una sola palabra sobre el astronómico y silencioso incremento que registraron sus dietas.

Esta situación, que convalidaron todos los bloques legislativos de la Cámara de Diputados de la provincia, en un contexto de austeridad y ajuste resulta injusta e indignante. Más aún si se considera que al finalizar este año no habrán sesionado más de 10 veces. (ver nota) 

Según datos oficiales a los que accedió NOTICIAUNO, los diputados entrerrianos embolsarán el año que viene la ostentosa suma de 133.125,41 pesos por mes. Cuando asumieron, hace menos de dos años, cobraban menos de 80 mil pesos. 

Inexplicablemente, la dieta que percibirán los diputados provinciales a partir de enero 2018 superará en un 60% el ingreso que tendrá el propio gobernador, Gustavo Bordet, máxima autoridad provincial. Según chequeó este medio el sueldo del mandatario será de 82 mil pesos (sumando asignación, gastos de representación y adicionales remunerativos no bonificables).

 

 

A la cuantiosa dieta de los diputados provinciales debe adicionarse un verdadero lote de “privilegios” que tienen a su disposición y el monto adicional que reciben para “contratos de asesoramiento”, cuya partida, tal como reveló NOTICIAUNO, tendrá un significativo incremento de por lo menos 45 millones de pesos el año próximo (ver nota).

El sueldo de los legisladores está fijado en la Ley de Presupuesto provincial. Pero ese monto "inicial" se eleva sensiblemente a lo largo del año porque está atado además a los incrementos que reciban los trabajadores estatales de la provincia. De más está aclarar que ese porcentaje de aumento no representa lo mismo en el bolsillo de un empleado público que para el importante ingreso que tiene un legislador. Y por si fuera poco, idearon una manera de recuperar lo descontado en concepto de Impuesto a las Ganancias.

 

Cómo duplicaron sus dietas los diputados en la presidencia de Urribarri

Al mes de asumir, cada diputado provincial tenía estipulada una asignación mensual de 79.758,32, según el Presupuesto 2016.

Pero pocos meses después habían logrado un impactante incremento en sus dietas, superior al 32%, por lo que cobraban 105.408,59 pesos a fin de 2016.

En 2017, ningún ciudadano pudo acceder a los datos relativos a los ingresos de los legisldores. A pesar de ser “información pública”, la planilla de sus remuneraciones no fue publicada en el portal “Gobierno Abierto”, bajo la órbita del Ministerio de Gobierno, en la gestión de Urribarri Jr., casualmente hijo del presidente de la Cámara de Diputados.

De acuerdo al proyecto de Ley de Presupuesto 2018 al que accedió NOTICIAUNO, a partir del 1º de enero de 2018 cada diputado provincial cobrará una dieta de 133.125,41 pesos. El monto implica una mejora de más de 50 mil pesos brutos, si se lo compara con lo que percibían el año pasado.

El abultado aumento salarial -del 70 por ciento desde que asumieron- está muy lejos de la mejora otorgada al resto de la administración provincial. Más lejos aún del criterio de “austeridad” que pidió el gobernador Gustavo Bordet a los responsables de los tres poderes del Estado.

Además del impactante monto de sus dietas, el lote de contratos a su disposición, la escasa cantidad de sesiones, los diputados gozan de otros privilegios a los que no accede el ciudadano común: tienen un “código especial” que les permite recuperar el descuento que sufren sus dietas por aplicación del Impuesto a las Ganancias, que, en cambio, deben pagar el resto de los trabajadores, tanto públicos como privados. Casi como la intangibilidad que garantiza por la Constitución Nacional las remuneraciones de los jueces.

Encima de todo, y como una suerte de “enganche” a la inversa, los diputados se benefician también con cada aumento que otorga el Poder Ejecutivo provincial a los empleados públicos que tienen ingresos sensiblemente más bajos que los legisladores.

Los 34 diputados provinciales también perciben Sueldo Anual Complementario –aguinaldo-.

Dietas exorbitantes, código especial para recuperar el Impuesto a las Ganancias, aguinaldo, abultados fondos para “contratos de asesores”, un enganche que les permite hacerse de los mismos incrementos que cobran los sueldos más bajos para paliar la inflación. Y por si fuera poco, discrecionalidad para definir cuándo sesionan y cuándo no.

Un combo que representa un VERDADERO PRIVILEGIO que demuestra que los diputados no están dispuestos a dar el ejemplo. Y que el ajuste no empieza por casa.

Fuente: Noticiauno

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

Pese a que cuestan millones de pesos, no cumplieron la tarea para la que fueron elegidos. No presentaron una sola iniciativa de ley en 2017. El año pasado, muchos de ellos ingresaron un solo proyecto legislativo. Son Navarro, Toller, Darrichón, Valenzuela, Vázquez, Bisogni  y el sindicalista Ruberto.

+ NOTICIAS