Viernes, 07 de Agosto de 2020 | 10:03:04
08/06/2020

La apología anticuarentena de un concejal de Gainza

El concejal Maximiliano Rodríguez Paulín (PRO) avaló una reunión social prohibida, en la que participaron jóvenes que llegaron de Buenos Aires y debían hacer cuarentena. “La infracción es la música alta para con los vecinos”, ironizó el edil.

 

En otra aparición polémica, el concejal vinculado al exedil Emanuel Gainza, publicó en su cuenta de Twitter una apología de un hecho prohibido por las medidas de aislamiento debido a la pandemia de Covid19. La violación de la cuarentena podría ser pasible de la apertura de una causa penal.

Este fin de semana, un grupo de jóvenes (más de 13) de Paraná se reunieron para comer juntos, amenizaron con música y generaron la indignación de los vecinos del lugar que hace casi 100 días mantienen el aislamiento social. 

El agravante de este hecho prohibido (reuniones sociales no permitidas) es que entre los participantes de la “juntada” había dos jóvenes que habían regresado de Buenos Aires (zona de contagio comunitario y principal foco de la pandemia del país) y no respetaron la cuarentena obligatoria de 14 días que deben cumplir quienes lleguen de distritos con circulación comunitaria del virus.

Estos elementos, TODOS VIOLATORIOS de las medidas de prevención sanitaria para evitar contagios, no fueron suficientes para el concejal macrista, muy preocupado por dejar un mensaje –con claros fines políticos- a sus votantes. No es la primera vez que Paulín hace apreciaciones cuestionando la cuarentena, en consonancia con el reclamo de la mayoría de los jóvenes a quienes esta situación de pandemia les complicó su ritmo social habitual. 

Rodríguez Paulín expresó textualmente: “Estaban acá a 300 metros de casa. No era una electrónica ni de pedo. Se escuchaban los gritos de una peña de amigos que no se veían hace meses. Las ganas de sumarme”. Y agregó en otro escrito: “90 días sin ver a tus amigxs salvo por algún zoom. La infracción es la música alta para con los vecinos”, justificó. 

 

 

La infracción no era el volúmen de la música, sino la reunión social prohibida y con personas que debían permanecer AISLADAS OBLIGATORIAMENTE por haber regresado de Buenos Aires.

Las respuestas negativas condenado la actitud de Paulín no demoraron. La concejal del PJ, Luisina Minni, le contestó también en Twitter: “Lamentable e irresponsable comentario de un representante votado por los paranaenses. Las reuniones sociales NO están autorizadas y aquellos que estuvieron en Buenos Aires deben cumplir la cuarentena obligatoria”.

En otro retuit, el funcionario municipal José Luis Marrón le escribió: “Maxi , me parece que no da que estés avalando este tipo de cosas cuando hay vecinos que hace más de 80 días que están en sus casas haciendo las cosas bien”.

Luego, el concejal del PRO se disculpó por sus dichos, pero ensayó una especie de justificación del caso y de sus infelices declaraciones: “Pido disculpas por mi error. Las reuniones sociales no están permitidas. Los 2/3 amigos que eran de la región con circulación viral comunitaria tienen que estar cumpliendo cuarentena; los restantes 10 pueden juntarse en algún bar local hasta las 23 hs”, ironizó Paulín sobre las medidas que habilitan la apertura de bares en la ciudad.

Y agregó en respuesta a Marrón: “Tenés razón José, me expresé mal. Mi crítica fue hacia las notas periodísticas (de página digital de un canal local) que de una reunión social subida de tono, y en infracción a la cuarentena, quisieron imponer que fue una fiesta electrónica”, criticó.

 

Fuente: NOTICIAUNO

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

En pleno pico de la pandemia, la ministra de Gobierno y Justicia de Entre Ríos, Rosario Romero, hizo alarmantes declaraciones reconociendo que “es prácticamente imposible” llevar adelante las medidas de control estricto del distanciamiento social anunciadas hace pocos días por Bordet. Criticó la estrategia sanitaria de la ministra de Salud, Sonia Velázquez, y culpó a los jueces y fiscales federales por no hacer su trabajo.

+ NOTICIAS