Jueves, 06 de Mayo de 2021 | 06:09:19
06/04/2021

Un negocio millonario detrás de una supuesta campaña solidaria promocionada por ATE y AGMER

NOTICIAUNO chequeó que ambos sindicatos promocionan -y ejecutan en sus sedes- bajo la apariencia de “Plan Nacional”, una campaña que en realidad es una iniciativa de una fundación vinculada a un militante social de provincia de Bs. As. Llamativamente, los “anteojos solidarios”, que se venden a 600 pesos en ese distrito, son ofrecidos por los gremios entrerrianos a $ 3.500 el más económico. Cada operativo recauda una cifra que ronda el millón de pesos.

 

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (AGMER) promocionan como “Plan Nacional” (lo que puede malinterpretarse como un programa gubernamental), la campaña denominada “Anteojos Solidarios”, que en realidad es una iniciativa de una organización que lidera un militante social de Florencio Varela, provincia de Buenos Aires, y en la cual oftalmólogos y ópticos que no están matriculados en Entre Ríos realizan controles y estudios de la salud visual, y recetan anteojos que luego venden a 3.500 pesos el modelo más económico. La actividad no tiene autorización -ni control- del Ministerio de Salud de la provincia.

NOTICIAUNO corroboró que el responsable de los operativos es Guillermo Ramón Godoy, un militante social que preside la Asociación civil “Compromiso Militante” de Florencio Varela, provincia de Buenos Aires, relacionado también a la Fundación Anteojos Solidarios, que lleva adelante una empresa idéntica en esa localidad bonaerense.

Godoy encabezó la campaña "Anteojos Solidarios" también en el municipio de Florencio Varela. 

Lo que resulta bastante llamativo es que los mismos anteojos solidarios que Godoy entrega por 600 pesos en Florencio Varela -en el marco de la misma campaña en barrios de esa localidad bonaerense-, en Entre Ríos son promocionados por ATE y AGMER a 3.500 pesos el modelo más económico, según corroboró NOTICIAUNO.

Es decir que los anteojos solidarios se venden aquí a un precio 5 veces superior al que se promociona originalmente mediante la campaña solidaria encabezada por Godoy.

Cabe preguntarse, si de una iniciativa solidaria se trata (lo es en Florencio Varela donde los lentes pueden adquirirse por 600 pesos), quién o quiénes se quedan con tan abultada diferencia en Entre Ríos.

Los gremios ATE y AGMER son la puerta de entrada de esta organización en la provincia y son quienes promocionan y ejecutan los operativos -de medición de la vista y prescripción de lentes- para los cuales ponen a disposición varias de sus sedes sindicales. 

 

Un cálculo simple permite deducir que cada operativo recauda más de UN MILLÓN DE PESOS.

En efecto, según publicitan los mismos sindicatos ATE y AGMER en sus páginas oficiales y por redes sociales, el precio de los “anteojos solidarios” arranca en 3.500 pesos el más económicoen cada operativo de la campaña, se “recetan” alrededor de 300 anteojos para afiliados y público en general.

La posibilidad de estar frente a una actividad por lo menos “irregular”, floja de papeles, obligó a algunos Municipios que se habían  sumado a la campaña “Anteojos Solidarios”, a dar marcha atrás con el operativo. Sin brindar mayores explicaciones, algunos gobiernos locales suspendieron la campaña, como sucedió en la Municipalidad de Hernández. 

Las sospechas y los argumentos que ponen la lupa sobre la legalidad del asunto fue planteada por la Asociación de Oftalmología de Entre Ríos y la Asociación de Ópticos en los últimos días.

Los profesionales advirtieron una serie de irregularidades que van desde el incumplimiento a la ley provincial que regula la actividad, pasando por el potencial riesgo para la salud visual, hasta el perjuicio que se genera al Fisco provincial por una actividad económica que les permite una 'facturación golondrina'.

En primer término, las Asociaciones -que adelantaron que harán una denuncia ante el Ministerio de Salud que conduce Sonia Velázquez- aclararon que “esto no es un programa del gobierno nacional como se pretende hacer creer, como cuando hace algunos años venía un camioncito y le regalaba los anteojos a la gente”.

Luego remarcaron que “los operativos, si bien son difundidos como actividades sociales o solidarias para atraer al público, son en verdad onerosos”.

En efecto, quienes asisten a la “consulta oftalmológica”, sean afiliados a ATE o AGMER o la comunidad en general, “deben pagar un dinero en concepto de seña como condición para retirar sus lentes a un precio que arranca desde los 3.500 pesos, es decir a un precio incluso superior al valor de mercado”.

Tras insistir en que los organizadores “tienen un fin de lucro ya que no es una campaña solidaria” como promocionan los gremios involucrados, los profesionales matriculados en Entre Ríos alertaron que también se “pone en riesgo la salud de los habitantes”.

Es que, según afirman desde esas entidades, “muchos de los que participan del operativo no son oftalmólogos, son ópticos que no pueden recetar lentes, por lo que, además, están incurriendo en el delito de ejercicio ilegal de la medicina”, denunciaron. “Son técnicos que desarrollan la actividad sin control profesional y sin estar matriculados en la provincia”.

Los oftalmólogos deben estar matriculados en la provincia para ejercer la profesión. Lo mismo sucede con los ópticos a quienes se los habilita para atender en un determinado lugar. “No pueden salir con su valija y atender por la provincia”, explicaron, y en ese punto la campaña también “viola la ley provincial 9068 que prohíbe el ejercicio de la óptica ambulatoria”, detallaron.

Otro punto que resaltan es que la actividad promocionada por los gremios provinciales ocasiona un perjuicio fiscal al Estado provincial y a los municipios, “porque el dinero que perciben los de la Fundación no es facturado en Entre Ríos”.

Según los oftalmólogos y ópticos de Entre Ríos, “las personas que organizan son los gremios estatales y docente”, y que “los que lucran con la falsa campaña son personas que vienen, hacen su negocio y luego desaparecen”.

Los operativos se concretaron en varias localidades entrerrianas: Basavilbaso, Concepción del Uruguay, Rosario del Tala, Gualeguay, entre otras.

 

Detrás de una campaña que se promociona como “solidaria” habría “un gran negocio” para algunos.

En efecto, según publican los mismos sindicatos en sus páginas oficiales y en redes sociales, en cada operativo desarrollado se “recetan” (es decir, se venden) alrededor de 300 anteojos cuyo precio se ubica en 3.500 pesos el modelo más económico.

Foto publicada por ATE Gualeguay

 

Fuente: NOTICIAUNO

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

+ NOTICIAS