Viernes, 21 de Julio de 2017 | 03:42:32

Hay peligro de contaminación y riesgo edilicio en el Hospital San Martín

El deterioro y la falta de higiene en áreas “críticas” del nosocomio deberían encender la alarma de las autoridades sanitarias. El hospital de referencia provincial no cumple las normas del Ministerio de Salud de la Nación. Audio e Imágenes

 

El Protocolo de Prevención y Control de Infecciones Hospitalarias elaborado por el Ministerio de Salud de la Nación establece normas específicas de “higiene ambiental” que deben cumplir los hospitales públicos para evitar la propagación de infecciones que pongan en riesgo la salud de los pacientes y del personal que allí trabaja y circula, según la información a la que accedió NOTICIAUNO.

En el Hospital San Martín de Paraná, el estado en que se encuentran determinadas áreas “críticas” del nosocomio deberían encender la alarma de las autoridades sanitarias.

Es el caso –por ejemplo- de la lavandería donde se debe realizar el lavado y desinfección de la ropa blanca que utilizan pacientes, médicos y enfermeros.

El Hospital dispone de un solo lavarropas porque el otro no funciona hace años. En una sola máquina se lavan conjuntamente prendas de quirófano, sábanas y toallas utilizadas por todos los pacientes y las prendas que utilizan médicos, enfermeros y personal del hospital.

Imagen del lavarropas que no funciona 

A esto se suma que el hospital no tiene máquina planchadora.

A juzgar por los testimonios de especialistas y las imágenes a las que accedió NOTICIAUNO, “estas pautas de higiene y seguridad establecidas por el Ministerio de Salud de la Nación no se cumplen en el hospital de referencia provincial”.

El estado en que se encuentran áreas básicas -como las de almacenamiento de los escasos insumos, manipulación, conservación y preparación de alimentos, la existencia de un solo lavarropas para todo el hospital y la ausencia de una máquina planchadora, entre otras cosas- evidencian que quienes trabajan y se atienden el Hospital San Martín están en verdadero riesgo. Ante la pasividad de las autoridades sanitarias.

Imagen de la cocina del hospital San Martín

Caños con pérdidas sobre la cocina: fuentes del hospital dijeron que no saben"qué es lo que cae de los caños a la cocina". Incluso recordaron que cuando el sacerdote del Hospital se bañaba (el baño está arriba de ese sector), caía espuma sobre la cocina

 

A la denuncia realizada por el senador provincial Raymundo Kisser (Cambiemos) sobre la “inexistencia de una máquina planchadora de ropa”, se suma ahora el testimonio del doctor Lino Sapetti, Jefe del Servicio de Traumatología del Hospital San Martín, quien afirmó a NOTICIAUNO que “se lava en un solo lavarropas, la ropa que el personas utiliza todos los días, junto con la de todos los pacientes infectados”, porque la otra lavadora que existe en el hospital no funciona hace años.

Según el profesional, “se lava toda la ropa junta”. La que utilizan los médicos “se saca aparte y se entrega”. “Se esteriliza solo la ropa que va a ir al quirófano, es decir a los campos quirúrgicos”.

El resto se entrega sólo lavada, sin planchado porque no hay máquina planchadora.

“Vos te ponés esa ropa totalmente contaminada de todos lados, no se separa más la ropa porque no hay lavarropas para separarlo, va todo junto. Se mete todo junto y se hace lo que se puede”, precisó Sapetti, quien calificó esta situación como “gravísima”.

Según las normas de higiene hospitalaria del Ministerio de Salud de la Nación, “la higiene de la ropa hospitalaria es fundamental en la prevención de infecciones”. El área del lavado es un “área de importancia crítica”.

“Los sistemas de traslado e higiene de la ropa de cama, atuendos del personal y quirófanos, deben realizarse cumpliendo pautas que tienden a un control estricto y de máxima seguridad”.

Desde el Instituto Nacional de Epidemiología advierten también que la higiene y lavado de la ropa de uso hospitalario "tiene que ver no sólo con la protección para los pacientes, sino también para los profesionales y todo el equipo de salud".

Para el Instituto encargado de prevenir y controlar las infecciones hospitalarias, lo “básico” es que “las máquinas lavadoras y planchadoras funcionen y funcionen bien” y que “la ropa contaminada -aquella que tiene manchas de secreciones o sangre- tenga un lavado separado y enjuagado adicional”.

De manera sencilla, desde el Instituto explican que “todos los microbios mueren a una temperatura de entre 60 y 70 grados, por lo que el planchado los mata”.

"En los hospitales, el riesgo de contagio se ve quintuplicado por el uso de antibióticos, por eso la ropa requiere de un mayor cuidado".

“Los gérmenes del paciente, con los antibióticos van a parar a las sábanas, por eso requieren ser dobladas de manera especial, transportadas en un carro a la lavandería y lavarse adecuadamente".

El lavado con “barrera sanitaria” indica en primer lugar que el área de ropa sucia y el área de ropa limpia deben estar separadas”.

Nada de eso puede cumplirse en el Hospital San Martín, en medio de tanta precariedad.

El otro tema denunciado también por Sapetti es “el riesgo de colapso edilicio”.

El Jefe de Traumatología dijo a NOTICIAUNO que “los informes del Ministerio de Trabajo sugieren que hay lugares que hay que demoler por el riesgo, y hoy hay gente trabajando ahí abajo. Es terrible la situación”.

 “En Traumatología donde estamos nosotros se cayeron los techos, se hundieron los pisos, traumato  - Traumatología-  varones, mujeres y lo que sería neumo – Neumonología – también. Eso se movió todo cuando tiraron la parte vieja, se partieron los techos y se movieron las paredes, te puedo mostrar las fisuras que quedaron ahí”, advirtió el profesional.

Para el profesional, que se atreve a plantear lo que el resto de sus colegas afirman en voz baja por temor a la persecución, las promesas de urgencia, las escasas medidas adoptadas “es más de lo mismo. No llegan nunca a nada, no hay ninguna propuesta, ningún plan, ningún proyecto para nada”.

El Servicio de Traumatología que lidera Sapetti está “reconocido a nivel nacional e internacional. La residencia es nivel 5 y se ubica entre las mejores del país”.

Según el médico, “el factor humano está muy bien, lo que falta es el resto”.

Las siguientes imágenes ilustran el nivel de deterioro y riesgo edilicio que se denuncia.

 

Evidentemente, tampoco en materia edilicia el Hospital cumple las normas más básicas del Protocolo de Higiene y Seguridad Hospitalaria del Ministerio de Salud de la Nación. Sólo por mencionar algunas: “las superficies de techos, paredes y pisos deben estar en perfecto estado de conservación”. “Los sistemas de ventilación deben tener adecuado mantenimiento, limpieza y cambios regulares de filtros”. “La construcción o renovación de sectores en el ámbito hospitalario debe efectuarse con barreras físicas adecuadas para evitar la polución ambiental”. “Si hay manchas en el cielo raso o en las paredes, provocadas por pérdidas de las cañerías, deben ser reparadas para disminuir el riesgo del desarrollo de hongos ambientales”.

 

 

 

 

Fuente: Noticiauno

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

+ NOTICIAS