Miércoles, 13 de Diciembre de 2017 | 06:24:31
30/11/16

Hipocresía: ejemplos de la dedocracia, ahora quieren internas en el PJ

El gobernador Gustavo Bordet se reunió con Sergio Urribarri y coincidieron en la necesidad que haya elecciones internas en el partido. Ambos protagonizaron el “dedazo” en 2015.

 

Hipocresía:

Fingimiento de cualidades o sentimientos contrarios a los que verdaderamente se tienen o experimentan.

Una persona hipócrita es aquella que pretende que se vea la grandeza y bondad que construye con apariencias sobre sí misma, propagándose como ejemplo y pretendiendo o pidiendo que se actúe de la misma forma, además de que se glorifique su accionar, aunque sus fines y logros estén alejados de la realidad.

En muchos idiomas, un hipócrita es alguien que esconde sus intenciones y verdadera personalidad.

 

Ambos dirigentes, que fueron protagonistas de la dedocracia en las pasadas elecciones en Entre Ríos – Urribarri ejecutor y Bordet beneficiario – coincidieron en la necesidad de que “todos los sectores” del PJ participen en elecciones internas.

Esos mismos sectores que fueron condenados al dedo del “soñador entrerriano” o sufrieron los aprietes del armado electoral del oficialismo en 2015.

Ahora, Bordet y  Urribarri se muestran como los impulsores de las internas partidarias el año próximo.

Raro, no?

En la reunión que mantuvieron ayer se mostraron proclives al  apoyo de la reforma política y que haya un proceso interno en el partido.

Bordet dijo que “necesariamente el peronismo tiene que resolver las candidaturas en internas. Sin duda tiene que incluir a todos los sectores”, expresó.

Por su parte, Urribarri dijo que espera “una convocatoria liberada de sectarismos y personajes para relanzar el peronismo” y coincidió con el gobernador en las internas partidarias.

Hasta aquí lo que publica la crónica oficialista.

Pero la VERDAD, la única verdad, es la realidad.

Bordet fue elegido como candidato a gobernador por el dedo de Urribarri, aún siendo resistido por vastos sectores del PJ que pretendían internas.

En Paraná, a pesar de la pésima gestión municipal, Blanca Osuna fue impuesta por Urribarri aún sabiendo que la derrota era inevitable.

La primera candidatura de Osuna, también fue por imposición.

El exviceintendente de Paraná, Gastón Grand, padeció los aprietes constantes de su mentor, Julio Solanas – quien pretendía ser candidato a gobernador pero cedió a la presión de Urribarri y se bajó – y del propio exgobernador que le exigían que decline su candidatura.

Cuando Grand mantuvo su postura y participó de las internas en la capital provincial, al igual que otros precandidatos, lo hizo en condiciones de inferioridad ya que la candidata - digitada -, Blanca Osuna, fue la única que pudo ir pegada a la boleta completa del FPV.

Por citar algunos ejemplos cercanos, que bien podrían completarse con la lista de diputados y senadores, también digitados por Urribarri, dejando a innumerables dirigentes peronistas del interior con una indignación que aún perdura. Hasta la inentendible lista del Parlasur.

Está claro que hay políticos que no han comprendido que algo cambió.

El país está gobernado por un novel emprendimiento político – PRO - nacido en Capital Federal.

La sociedad se hartó de las vetustas estructuras partidarias, que albergan a lo más rancio de la vieja política.

Y muchos militantes también.

Pocos se imaginan a Bordet y Urribarri tratando de convencer puerta a puerta a dirigentes del PJ de que ahora sí están dadas las condiciones para una elección interna.

Más difícil es imaginar que en el actual contexto de debilidad política, alguien pretenda imponer otra vez un dedo, por más cargo que ostente.

 

Fuente: Noticiauno

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

Pese a que cuestan millones de pesos, no cumplieron la tarea para la que fueron elegidos. No presentaron una sola iniciativa de ley en 2017. El año pasado, muchos de ellos ingresaron un solo proyecto legislativo. Son Navarro, Toller, Darrichón, Valenzuela, Vázquez, Bisogni  y el sindicalista Ruberto.

+ NOTICIAS