Miércoles, 22 de Noviembre de 2017 | 18:56:37
23/04/2017

En el mismo lodo: Troncoso y Hanemann plotearon con sus nombres autos oficiales

El intendente de Maciá, Román Troncoso (Cambiemos), y el de Lucas González, Luis Hanemann (Vecinalismo), tunearon autos municipales para hacer propaganda política, a pesar de los cuestionamientos que cosechó la medida implementada por jefes comunales del PJ en Buenos Aires.

 

La polémica generada a partir de la decisión de varios intendentes peronistas del conurbano bonaerense de “plotear” vehículos oficiales con sus nombres -en tiempos electorales- es una clara muestra de hipocresía política.

La modalidad publicitaria, que no es nueva, y que representa los usos y costumbres de la vieja política, es cuestionada con fuerza por el oficialismo bonaerense (Cambiemos) y utilizada sin tapujos por dirigentes de la misma fuerza política (Cambiemos) en Entre Ríos.

En la provincia se sumaron al “efecto Ishii” (intendente kirchnerista de José C. Paz que fue denunciado por estampar su nombre en ambulancias municipales), dos jefes comunales.

El intendente de Maciá, Román Troncoso (Cambiemos), que estampó su nombre en camionetas públicas que debe utilizar el municipio para cuestiones oficiales.

Y también con el dinero de los impuestos que pagan los contribuyentes de su distrito se plegó a la moda el intendente “vecinalista” de Lucas González, Luis Hanemann, que “tuneó” con su apellido un camión entregado al municipio por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.

Las imágenes publicadas por NOTICIAUNO muestran que, a pesar de las críticas y de las –escasas- iniciativas que intentan prohibir por ley u ordenanza esta práctica, Troncoso y Hanemann plotearon su marca personal en vehículos oficiales con dineros públicos, desafiando todo principio de “ética republicana”, según definió en diálogo con este medio un dirigente del GEN, partido político que integra la alianza Cambiemos en Entre Ríos.

Así estampó la inicial de su nombre ("R" de Román) y apellido en un vehículo oficial el intendente radical de Maciá, Román Troncoso:

 

 

Así estampó su apellido en un vehículo oficial el intendente vecinalista de Lucas González, Luis Hanemann: 

Tal como describió el hombre del GEN, la decisión de Troncoso y Hanemann es una muestra de que vivimos “en el mismo lodo todos manoseados”. Y resaltó que la controversial decisión alcanza también a intendentes del Vecinalismo “que se creen impolutos” aunque son “oficialistas de turno”.

La utilización de dineros públicos para fines personales-partidarios en municipios bonaerenses –que no es nueva- motivó ácidos cuestionamientos de hombres de Cambiemos en los últimos días: “Ese personalismo de que ‘el Estado soy yo’ es de otra época, dijo hace pocos días el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, para criticar los patrulleros de La Matanza ploteados con el nombre de la intendenta kirchnerista Verónica Magario.

También desde el gobierno porteño de Cambiemos afirmaron que “es inadmisible que sigan las maniobras de la vieja política”, que “la gente está cansada y lo ha demostrado en las urnas y en expresiones sociales”, y que “los recursos de los ciudadanos no deben estar manipulados con el nombre de los dirigentes de turno”.

Aunque al criticar a Magario e Ishii olvidó Cambiemos que en la provincia de Buenos Aires quien estuvo a la vanguardia de esta modalidad fue el primo del Presidente Macri, Jorge Macri, cuando ploteó en plena campaña electoral las camionetas de la Dirección de Zoonosis de Vicente López.

El "efecto Ishii" -y la hipocresía de criticar según convenga- no distingue, evidentemente, camisetas partidarias. 

 

Fuente: Noticiauno

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

+ NOTICIAS