Viernes, 20 de Octubre de 2017 | 02:24:01
04/07/2017

Ejemplar: fiscal pidió elevar a juicio la causa por fumigaciones a escuela rural

Después de dos intentos de los imputados por dilatar la decisión, la Fiscal Melisa Ríos solicitó la elevación a juicio oral de la primera causa penal contra los responsables de fumigar con agrotóxicos a una escuelita rural en pleno horario de clases. 

 

Tras más de dos años de investigación preparatoria, la fiscal Melisa Ríos solicitó este martes a la Jueza Alejandrina Liliana Herrero a cargo del Juzgado de Garantías Nº 1 de Concepción del Uruguay, que la causa iniciada por la fumigación ocurrida en diciembre de 2014 sobre la escuela Nº 44 República Argentina ubicada en la zona rural entre Villa San Marcial y Santa Anita, Departamento Uruguay, sea elevada a juicio oral.

 

Leé más: "Amenazaron a la maestra que pelea el primer juicio oral contra fumigadores"

 

El caso sienta el primer precedente judicial en la provincia sobre las responsabilidades penales que caben a quienes fueron capaces de fumigar en pleno horario de clases un campo lindero a una escuela rural, donde se encontraban alumnos pequeños y su maestra, Mariela Leiva, quienes padecieron las consecuencias de la intoxicación con los agroquímicos utilizados y debieron ser hospitalizados.

La fiscal Ríos consideró que existen suficientes elementos para probar la culpabilidad de los tres imputados: el dueño del campo fumigado, José Mario Honecker; el propietario de la empresa fumigadora Aerolitoral S.A., Erminio Bernardo Rodríguez, y el piloto que volaba la aeronave fumigadora, Cesar Martin Ramón Visconti, quien se negó a detener su marcha como lo pedía personal policial.

Audiencia

Todos están acusados por los delitos de “lesiones leves culposas y contaminación ambiental culposa” de acuerdo con el artículo 56 de la Ley 24.051 (de Residuos peligrosos) y el 89 del Código Penal.

Inicialmente, la audiencia de remisión a juicio iba a realizarse el día 11 de abril, pero uno de los imputados presentó en esa oportunidad un certificado por enfermedad, afirmando que se encontraba imposibilitado de asistir a la audiencia, que se reprogramó entonces para el 18 de mayo.

Horas antes de esa nueva fecha de audiencia, y apenas unos días después de que la denunciante (la maestra Mariela Leiva) fuera amenazada "para que no saliera de su casa", otro de los imputados presentó también un certificado médico alegando la imposibilidad de presentarse.

 

Leé más: "Mafia Sojera: se suspendió otra vez la audiencia por el primer juicio contra fumigadores"

 

Los hechos señalados como delitos

Mariela Leiva, directora de la escuela Nº 44 República Argentina ubicada en la zona rural entre Villa San Marcial y Santa Anita, Departamento Uruguay, denunció la fumigación aérea con agrotóxicos que se realizaba en un campo lindante el 4 de diciembre de 2014, en pleno horario escolar, tras la cual, ella y sus alumnos resultaron intoxicados.

Mariela se encontraba dictando clases cuando se percató de que un avión realizaba fumigaciones prohibidas en inmediaciones del establecimiento, por lo que llamó telefónicamente a las autoridades educativas y a la Policía, denunciando lo que estaba sucediendo.

Por la fumigación, los niños y ella padecieron vómitos, irritación de los ojos, dolor de estómago y de cabeza, lo que motivó que debieran acudir al hospital Enrique Becher de Santa Anita, mientras el personal policial intentaba detener el vuelo del fumigador, aunque el piloto se negó a parar.

Al día siguiente Leiva radicó la denuncia penal -a la que luego se sumaron Jorge Bevacqua, integrante de la Asamblea Ambiental de Concepción del Uruguay y de la campaña Paren de fumigar las escuelas, y otras efectuadas por los padres de algunos de los alumnos afectados por la fumigación.

 

Amenazas a la maestra que se animó a denunciar

A mediados de mayo, Mariela Leiva que integra el Programa de Formación y Campaña "Paren de fumigar las escuelas", estaba invitada a participar de la presentación del libro La Argentina fumigada, de Fernanda Sández, en la Feria Internacional del Libro que se realizaba en La Rural, en Buenos Aires.

Dos días antes de la presentación, recibió una llamada desconocida a su celular.

Una voz masculina y grave le dijo: “Callate la boca, porque sino la vas a pasar mal”, denunció la docente, tras explicar que por ese hecho desistió de participar de la Feria del Libro, para resguardarse y cuidar a su familia.

Fuente: Noticiauno

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

+ NOTICIAS