Viernes, 13 de Diciembre de 2019 | 09:42:26
15/09/2017

Lapidarias observaciones del Ministerio de Salud a la Ley de Enfermería de UPCN

Tal como adelantó NOTICIAUNO, la iniciativa del diputado José Allende (titular de UPCN), que aprobó la Cámara baja y ahora analiza el Senado, fue severamente cuestionada por la Ministra Sonia Velázquez, que dejó en claro que el proyecto está “separado del perfil de Salud” de la nueva gestión que encabeza, tras la salida de De La Rosa. 

 

Este miércoles se reunió la Comisión de Salud Pública de la cámara de Senadores de la provincia para comenzar a analizar el proyecto de ley -aprobado en Diputados- que modifica el régimen actualmente vigente para la carrera de enfermería (Ley Nº 9564).

A diferencia de lo que sucedió en la Cámara baja, que no convocó a la nueva ministra de Salud para escuchar la opinión de la cartera sanitaria (área de la cual depende el personal de enfermería) el Senado sí abrió un amplio debate sin el cual no está dispuesto a dar luz verde a la iniciativa de autoría del diputado José Allende, titular de UPCN, gremio al cual están afiliados la mayoría de los enfermeros y enfermeras del sector público.

Vale destacar que el proyecto se aprobó en medio de la renuncia del exministro Ariel De La Rosa.

En ese marco, la presidenta de la Comisión de Salud de la cámara alta, la senadora Nancy Miranda (PJ), solicitó ahora formalmente la opinión de las autoridades ministeriales que conducen la Salud, tras la renuncia del exministro.

La ministra de Salud, Sonia Velázquez, dejó en claro durante la reunión de la que participaron también senadores de Cambiemos, que la iniciativa aprobada en Diputados "no responde al perfil de Salud" encarado por su gestión, ya que está centrado en la cuestión gremial y no en "los pacientes".

Tal como anticipó NOTICIAUNO cuando la norma fue aprobada en la Cámara de Diputados (ver nota “El Senado debería poner la lupa en la Ley de Enfermería de UPCN”), el proyecto con media sanción es considerado “un traje a medida del gremio UPCN”, cuya especial injerencia en el sector Enfermería de los hospitales públicos y centros de Salud es bien conocida. Claro que este momento, cuando se debate en el Senado la iniciativa, es diferente del tiempo en que la misma se gestó, dada la complicadísima situación penal que enfrenta la cúpula del gremio promotor, a punto de enfrentar un juicio oral por el delito de coacciones y amenazas (ver acá).

 

NOTICIAUNO dio cuenta de lo sorprendente que resultó que los diputados -en particular los de la oposición- aprobaran un proyecto de ley con serias implicancias no sólo presupuestarias sino gremiales, alguno, “sin saber lo que estaban votando”, levantaron la mano, como lo confiaron a este medio. Pero en todo caso, aprobaron una iniciativa vinculada a la Salud pública sin escuchar a la nueva conducción ministerial que acababa de asumir.

No es un dato menor que la ley haya sido promovida por UPCN durante la gestión de Ariel De La Rosa, cuando nadie imaginaba como probable el apartamiento del exministro ni la cristalización del poder del gremio que lo sostenía políticamente.

Tan es así que puede verse, en el perfil de Facebook del exministro, cómo celebró con bombos y platillos la aprobación de lo que él denominó "una iniciativa pilar de su gestión" (casi un sinónimo de “una iniciativa pilar de UPCN”).

La norma aprobada en Diputados despierta más incertidumbre que certezas para los trabajadores afectados, que fueron utilizados como argumento para impulsar cambios que, en el fondo, responden a apetencias de poder gremial y político, más que al anunciado "intento de jerarquizar la Enfermería".

NOTICIAUNO alertó que el Senado debía poner la lupa al proyecto porque se advierte, entre otras cuestiones, la excesiva injerencia que se atribuye al gremio de Allende en la aprobación de los concursos para el ingreso y ascenso de los enfermeros -afiliados en su mayoría a ese gremio- en el ámbito de los hospitales públicos.

Asimismo, se crean nuevas estructuras orgánicas dentro del Ministerio de Salud, que demandarán un costo extra que, por ejemplo, no está previsto en el Presupuesto 2017, si la ley entrara en vigencia, como pretende el sindicato.

Tampoco la ley UPCN contempla la reducción horaria para los trabajadores de la enfermería en servicios críticos como terapia intensiva, servicio de diálisis, oncología. Ni hace referencia a la aplicación de lo previsto en la Ley de Salud Mental para el caso de los hospitales polivalentes, respecto a procedimientos e incumbencias con los pacientes.

Uno de los puntos más peligrosos de la ley redactada por el diputado Allende es el que establece la creación de una Dirección de Enfermería dependiente del Ministerio de Salud de la Provincia "la que tendrá a su cargo la dirección, organización, planificación y el control de los servicios de enfermería dependientes del Ministerio", según dice el artículo 9° del proyecto aprobado en Diputados.

A continuación, el mismo artículo determina que el “director de enfermería” (funcionario de quien dependerá la aplicación de la nueva Ley, aprobación de concursos, ingresos, ascensos, etc) será nombrado no por concurso sino “propuesto con un criterio político”, sin respetar la carrera de los profesionales dentro de este sector del Estado provincial.

De más está reiterar que esos detalles fueron imaginados para un escenario donde la Salud estaba gobernada por UPCN.

Un punto que alertó a los trabajadores del sector es el referido al régimen jubilatorio de los enfermeros.  Es que el proyecto con media sanción deroga de manera completa la anterior ley de Carrera Provincial de Enfermería, salvo en el artículo 12°, que es el que fija las condiciones de jubilación del sector.

Nadie comprende por qué el nuevo articulado propuesto no incluye específicamente esas condiciones, en un contexto donde existe profundo temor por el ajuste previsional que podría imponer la Nación, en particular después de octubre.

 

Actual escenario en el Senado

En la convocatoria hecha por la cámara alta, quedó en claro que el proyecto tiene “falencias e incongruencias”, tal como adelantó este medio.

La Ministra de Salud, Sonia Velázquez, recordó que la falta de convocatoria de la Cámara de Diputado: “no fuimos convocados a discutir en ese momento, ni consultados”, advirtió.

La funcionaria dejó en claro que “no puede haber un tratamiento aislado” y “separado del perfil de la salud que queremos”. Al referirse puntualmente sobre el proyecto, dijo que “hay un componente esencial que no se ve en la ley”; ni más ni menos el de los destinatarios del servicio público de Salud: LOS PACIENTES.

“No nos aparece el componente de hacia dónde va el servicio sanitario de las personas. Es como que se ha trabajado orientado más al componente reivindicativo específicamente (la cuestión gremial), y no refleja ni siquiera en una introducción al estado de salud de la Provincia”, cuestionó la Ministra.

“Nosotros planteamos una integralidad, y en este proyecto está fragmentada, y aislada de otros sectores de la salud”, sentenció.

Pero las objeciones del Ministerio no terminan allí. Al referirse a las incumbencias, Velázquez señaló que “tampoco están especificadas”. “Son varios aspectos que le faltan a este proyecto; queremos profundizar un poco más, porque es reivindicativa, pero queda desdibujada la rectoría” ministerial, precisó. Dicho de otro modo: sería un proyecto imaginado para un ministerio sin autoridad, que delega su autoridad en un gremio en particular.

Asimismo Velázquez alertó que “hay un gran énfasis en la creación de una Dirección de Enfermería”, de quien dependerán los concursos, ingresos y ascensos del personal, y que será ocupada –según lo previó Allende- por un funcionario nombrado -no por concurso- sino “propuesto con un criterio político”, sin respetar la carrera de los profesionales dentro de este sector del Estado provincial. Así lo establece el texto que aprobaron los diputados de la provincia.

“No podemos seguir circunscribiendo Direcciones en cada tramo de la Salud”, resumió la ministra en la Comisión. “Hay áreas sustantivas y áreas de apoyo, neurálgicas a este componente y de ninguna manera se puede pensar en una Dirección de Enfermería”. Además de considerar que “económicamente esto no es posible”, Velázquez dijo que “la nueva Ley debería ser superadora de la anterior y éste proyecto no lo es”.

Por su parte el Asesor Jurídico del Ministerio de Salud, Germán Coronel, observó que “ni siquiera han determinado (en la iniciativa) los ámbitos de incumbencia de los diferentes vectores”.

Coronel advirtió que “hay políticas propias del Poder Ejecutivo que no pueden figurar en una ley”, como las que se detallan en el artículo 5 del proyecto que dice: “El personal podrá revistar en el régimen de estabilidad o en régimen sin estabilidad. Los trabajadores que revistan como permanentes serán organizados conforme a los principios de estabilidad en el empleo, capacitación y carrera; y los no permanentes, lo serán de acuerdo con las características de su servicio y conforme al instrumento administrativo que los vincule al Estado.”

El asesor jurídico del Ministerio de Salud planteó que “el Gobernador es el Jefe del Estado”, lo cual implica que “es quien organiza su Administración”, por lo cual “lo que se pretende en el art 9 (la creación de una Dirección de Enfermería con las atribuciones planteadas) no tendría cabida alguna”.

Coronel también advirtió “inconsistencias e incongruencias” entre el proyecto de Allende y la legislación actualmente vigente. Por ejemplo en el tema de Concursos dijo que “ha habido un retroceso”, porque “el Jurado que define los concursos estaba bien especificado en la ley anterior que establecía todos y cada uno de los antecedentes que podía demostrar el aspirante”, mientras que en el proyecto de UPCN la aprobación de los concursos “queda a la discrecionalidad del Jurado”. “Me parece muy injusto ‘volver al dedo’”, disparó el abogado.

Por su parte, la Asesora de Gestión del Ministerio de Salud, Karina Muñoz, hizo notar que la Ley UPCN “en ningún momento habla del paciente, o usuario”, dejando a un lado las incumbencias y con ello “hasta dónde son las competencias de cada uno”.

La presidenta de la Comisión de Salud, Nancy Miranda, se sumó a las objeciones, al decir que también ve que el proyecto “está dirigido a un sector de enfermeros y que hay otros que no están contemplados”.

Al finalizar la reunión, la Ministra reiteró que “el Norte de la salud son los pacientes, y todas las prerrogativas que se logren deben ser en función de una mejoría para el paciente”. Norte que el proyecto redactado por el diputado provincial José Allende, con las venia del exministro de Salud, Ariel De La Rosa, y aprobado por diputados, claramente no contempla.

Según se informó a NOTICIAUNO, los trabajadores de la enfermería serán convocados dentro de dos semanas para ser también escuchados. Así como está planteado, el proyecto no será aprobado por el Senado.

Fuente: Noticiauno

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

+ NOTICIAS