Sábado, 21 de Abril de 2018 | 23:57:18
24/03/2018

Clan Canosa: enviaron mensajes de advertencia a periodista y testigo del juicio

“Te estoy avisando lo que vamos a hacer”, escribió Carlos Canosa en un mensaje dirigido a uno de los periodistas de NOTICIAUNO, recriminando “el daño causado” por la investigación que originó la causa penal. El agravante es que Martín Carboni es testigo en el juicio contra su hermano, extitular de Sidecreer, que está a punto de comenzar.

 

A poco de comenzar el juicio oral y público contra Juan José Canosa, expresidente de Sidecreer, su hermano Carlos Canosa, envió reiterados mensajes a uno de los periodistas que realizó la investigación que dio origen a la causa penal. El agravante -esto lo sabe Carlos Canosa- es que el periodista Martín Carboni es, además, testigo del juicio que enfrentará su hermano por negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública, y que derivó en una probation para él. Los mensajes comenzaron a los pocos días de publicar la investigación periodística –enero de 2017- y recrudecieron en las últimas semanas. La conducta de Carlos Canosa, que bien podría configurar un intento de presión a un testigo judicial, de persistir, evidenciará la puesta en marcha de un mecanismo de coacción y obstrucción de justicia, una característica distintiva de quienes han gozado de impunidad tanto tiempo.

 

Por NOTICIAUNO

En medio de la causa penal que la justicia provincial lleva adelante contra el expresidente de la tarjeta SIDECREER, Juan José Canosa, por la supuesta comisión del delito de negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública, por la que podría ser condenado a una pena de hasta seis años de prisión e inhabilitación para ocupar cargos en el Estado, uno de los involucrados en la causa y hermano del exfuncionario enjuiciado, Carlos “Charly” Canosa (actualmente cumpliendo una probation), envió una “advertencia” a uno de los directores de Noticiauno a su teléfono personal y a su cuenta en una red social, a pesar de no tener ningún contacto ni relación, por la investigación periodística que reveló la trama familiar detrás de los negocios de Canosa cuando estuvo al frente de la tarjeta estatal.

En varios mensajes enviados recientemente al periodista Martín Carboni, Carlos Canosa refirió que “Alicia Cuestas (su mujer) fue sobreseída de la causa por incompatibilidad contra Juan (José) Canosa (su hermano). Y agregó: “Los hechos no existieron. Así que lamentablemente se desarmó una parte del clan y pronto lo que queda del mismo”, en alusión al juicio que comenzará en breve contra su hermano. “Para denunciar hay que chequear ciertas informaciones, sino no es periodismo serio”, sugirió también vía Whatsapp. “Nos veremos en tribunales, te estoy avisando lo que vamos a hacer”, concluyó, el hermano de quien además es hoy asesor de la Cámara de Diputados de la provincia nombrado por Sergio Urribarri, el exgobernador bajo cuyo mandato se habría cometido el delito que se le imputa a Canosa y a buena parte de su círculo familiar.

Esta reciente advertencia de Canosa se suma a otro mensaje enviado al periodista Carboni pocos días después de publicar la investigación que los comprometió en enero del año pasado. En aquel momento, Canosa escribió: “Algún día la justicia te va a hacer pagar todo el daño que estás provocando, difamar no es gratis, pseudoperiodista”, insultó.

También este jueves, Canosa envió ahora una grabación (esta vez sin escribir nada) de una conversación entre conductores de radio en la cual se vertieron una serie de erróneos razonamientos y conclusiones sobre algunas resoluciones judiciales (el sobreseimiento de la esposa de Carlos Canosa, Alicia Cuestas, y la probation que acordaron el resto de los imputados, entre ellos Carlos) que llevó a los locutores a concluir, entre otras cosas, que: Si el fiscal al acordar el sobreseimiento o la probation de los imputados “reconoció que no hubo perjuicio patrimonial al Estado, no se entiende con quién hacía negocios Canosa”. O “¿Cómo se sostuvo durante tanto tiempo y con alta exposición mediática una acusación a la cual la Fiscalía llega reconociendo que no hubo perjuicio patrimonial para el Estado?” O que “Pareciera que (Canosa) no llega tan débil al juicio habiendo sido sobreseídos sus familiares”. Y que “La probation (de algunos imputados) llama a cuestionar el accionar de los fiscales”.

Las advertencias y el envío de varios mensajes injuriosos e intimidatorios intentando desacreditar la investigación periodística y la causa judicial, revelan no solo que algunos personajes persisten en el accionar –que creyeron impune- sino y principalmente un intento -inútil- por “perturbar” al periodista, hecho que sí adquiere relevancia dado que Martín Carboni, a quien Carlos Canosa molesta e insulta, está citado a declarar como testigo del juicio que se sigue a su hermano, por ser uno de los autores de la investigación publicada en NOTICIAUNO.

Las advertencias de Carlos Canosa y los razonamientos que se escuchan en el audio enviado, basados en el desconocimiento legal –que evidentemente fueron del agrado de Canosa aunque no tengan sustento ni asidero- y que revelan una actitud persecutoria de Canosa contra Martín Carboni, obligan a efectuar algunas precisiones.

Que ayuden a Canosa a comprender el delito que les imputaron, la situación legal en la que se encuentra, el significado de la probation que le otorgaron, el alcance del sobreseimiento dictado a su esposa Alicia Cuestas y LA CONTUNDENTE VERDAD REVELADA POR LA INVESTIGACIÓN DE NOTICIAUNO.

Que contribuyan sobre todo a comprender las resoluciones judiciales que se tomaron y el estado en el que llega a juicio el principal imputado Juan José Canosa: MUY COMPLICADO.

 

De qué delito acusa la Justicia al Clan Canosa

Negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública. Que tiene una pena de uno a seis años de prisión e inhabilitación especial perpetua para “el funcionario público que se interesare, en miras de un beneficio propio o de un tercero, en cualquier contrato u operación en que intervenga en razón de su cargo”.

La ley castiga al funcionario público que se interesa en cualquier contratación en la que tenga poder de decisión por el cargo que ocupa, buscando un beneficio propio -económico o personal- para sí o para un tercero (sus familiares y amigos).

Es que, aunque no parezca obvio y a muchos no les parezca delito, la ley obliga a los funcionarios públicos a ser imparciales en las negociaciones que involucran a particulares con el Estado del cual son funcionarios.

Ese es el delito que lleva a juicio a Juan José Canosa como autor. En su carácter de presidente de Sidecreer hizo millonarias compras a sus familiares y amigos, a ellos personalmente o a través de empresas que integraban. AUNQUE NO HAYA PERJUICIO PATRIMONIAL AL ESTADO.  

A la par de Juan José Canosa, sus familiares -entre ellos su hermano Carlos Canosa- y amigos, fueron imputados como partícipes necesarios del delito. SON LOS TERCEROS PARA LOS CUALES CANOSA BUSCÓ UN BENEFICIO (AUNQUE NO HAYA HABIDO DAÑO PATRIMONIAL AL ESTADO), Y LES OTORGÓ CONTRATACIONES DE SIDECREER POR VARIOS MILLONES DE PESOS. Sin ellos, el delito de Juan José Canosa no habría existido. Por eso son considerados partícipes necesarios y no autores del delito. El autor es Canosa que era el funcionario público. Para la Fiscalía.

 

Lo que tiene probado la Fiscalía

La Fiscalía recolectó “elementos de convicción suficientes para dar por acreditados los hechos” revelados por NOTICIAUNO y consideró que Juan José Canosa “como presidente de Sidecreer, desde el 21 de diciembre de 2007 y hasta el 10 de diciembre de 2015, vulneró el principio de imparcialidad, al contratar insumos informáticos” por sumas millonarias con la empresa santafesina Excelcom SA, de la cual forman parte la esposa de su hermano Carlos Canosa -Alicia Cuestas-, la cuñada de su hermano, María José Cuestas, y el esposo de la cuñada de su hermano, Diego Urba.

También la Fiscalía comprobó que Juan José Canosa “contrató con la empresa de su hermano Carlos Canosa, y la suegra de éste, Mirta Gueler, la compra de indumentaria y uniformes” también por sumas millonarias.

Los fiscales Juan Malvasio y Santiago Brugo probaron que Juan José Canosa contrató con Excelcom SA en “15 oportunidades”, por montos que ascienden a 936.695 pesos y 716.059 dólares.

Y que con la empresa de su hermano contrató “7 veces” por un monto de $1.127.286. Y con la constructora JDR, de José Daniel Romero, que está casado con María del Carmen Paul (hermana de la madre de Juan José Canosa, y por lo tanto su tío político), contrató “9 veces”, por 107.949 pesos.

 

La probation de Canosa (y de otros imputados)

Carlos Canosa debería saber que la “probation” o suspensión del juicio a prueba NO IMPLICA EN MODO ALGUNO QUE HAYA SIDO DECLARADO INOCENTE NI ABSUELTO POR LA JUSTICIA.

Dicho de otro modo NO IMPLICA QUE LOS HECHOS REVELADOS POR NOTICIAUNO NO EXISTIERON, como quiere -inútilmente- hacer creer.

La “probation” es un beneficio previsto en el Código Penal (que no puede otorgarse a los funcionarios públicos como su hermano), pero que sí puede concederse a determinados imputados y en determinadas circunstancias. PERO NO POR SER INOCENTES.

Procede –dice el Código Penal- para “los imputados de un delito de acción pública siempre que las circunstancias del caso permitieran dejar en suspenso el cumplimiento de la condena aplicable (si no tenía antecedentes penales, era de suponer que Carlos no iba a ser condenado a más de tres años de prisión). Y, agrega la ley, “requiere del consentimiento fiscal”.

Es decir que los fiscales, que TIENEN SUFICIENTES ELEMENTOS QUE PRUEBAN LAS MILLONARIAS CONTRATACIONES (por eso los imputaron), ejercieron la facultad que la ley penal les otorga de acordar con la defensa una probation para Carlos Canosa. Probation que otorgó un juez. PERO NO PORQUE NO HUBIERA SIDO BENEFICIADO POR SU HERMANO FUNCIONARIO.

En otras palabras, la probation que obtuvo Carlos Canosa es un beneficio que se concede a solicitud de los que delinquen por primera vez para que, a cambio de cumplir durante un tiempo una serie de medidas ordenadas por los jueces, recapaciten sobre su conducta y así pueda dictarse después de ese plazo su sobreseimiento.

De hecho, la justicia le ordenó –a él y a su suegra Mirta Graciela Gueler- que siguen con el taller de costura y confección de indumentaria (la misma que le vendían a su hermano y yerno funcionario),  realizar arreglos y confección de ropa a requerimiento de la Oficina de Medios Alternativos del Poder Judicial, durante un año y medio.

Carlos Canosa NO FUE ABSUELTO DEL DELITO, que es otra cosa distinta y pertinente en otra etapa del proceso, sino que está cumpliendo una probation por ser la primera vez que lo imputan, algo diametralmente diferente a ser considerando inocente.

A punto que “si durante el tiempo de la probation Canosa vuelve a cometer un delito, o no repara los daños en la medida ofrecida o no cumple con las reglas de conducta establecidas en la probation, se llevará a cabo el juicio el juicio en su contra”. Eso dice el Código Penal.

Si cumple las reglas de conducta no va a tener antecedentes penales porque precisamente la probation es una figura creada en favor de los delincuentes primarios para otorgarles una nueva oportunidad, darles un tiempo para que revean su conducta y no vuelvan a caer en este tipo de comportamientos, a la par de lograr celeridad en los procesos judiciales.

Eso dice la ley, aunque cualquiera pueda opinar sin saber.

 

El sobreseimiento de Alicia Cuestas, la esposa de Carlos Canosa

Alicia Susana Cuestas también fue imputada como partícipe necesaria del delito por el que la Justicia podría condenar a su cuñado a seis años de cárcel y por el cual su marido tiene que cumplir una probation.

¿Por qué la imputaron?  Porque forma parte del directorio de una de las empresas (Excelcom SA) que fue beneficiada con compras millonarias que hizo su cuñado cuando estaba al frente de Sidecreer.

¿Por qué la sobreseyeron?  Porque la Fiscalía probó que Cuestas “no figuraba en el directorio al tiempo de las contrataciones”, precisamente porque se incorporó a la empresa que contrató con su cuñado exfuncionario en 2014. Firma que integraban desde antes su hermana, María José Cuestas (cuñada de Carlos Canosa) y su cuñado Diego Urba (marido de su hermana), QUIENES NO FUERON SOBRESEIDOS. Ellos tienen que cumplir una probation.

Así lo reveló NOTICIAUNO en enero de 2017:

“La ampliación del Directorio de Excelcom SA. El vínculo familiar con Canosa”.

“Además del vínculo de “amistad” entre Canosa y Urba, el interés en contratar con la empresa santafesina se refuerza con el cambio producido en la integración de su Directorio en el año 2014.

NOTICIAUNO corroboró que en esa fecha se incorporó al Directorio de Excelcom SA una nueva integrante que ratifica el estrecho vínculo entre la firma proveedora y el presidente de Sidecreer que decidía las contrataciones.

En el 2014 se sumó al Directorio de Excelcom SA, en carácter de Directora Titular, Alicia Susana Cuestas, PAREJA DE CARLOS ALBERTO CANOSA, hermano de Juan José Canosa, presidente de Sidecreer.

Alicia Cuestas, pareja de Carlos "Carly" Canosa hasta la actualidad, es hermana de la presidenta de Excelcom -María José Cuestas- y es la única integrante de la SA que vive en Paraná, según el domicilio que figura en el Acta al que tuvo acceso este medio”.

 

Los hechos existieron, todos y cada uno, como reveló este medio. Las millonarias contrataciones existieron. Las empresas existieron. Y Alicia Cuestas forma parte de esas empresas desde el año 2014.

A punto tal que NI LOS PROPIOS ABOGADOS DEFENSORES DE ALICIA CUESTAS NEGARON LOS HECHOS AL PEDIR EL SOBRESEIMIENTO.

El pedido de sobreseimiento de sus defensores se basó en el inciso 3 del artículo 397 del Código Procesal Penal, pero NO SE BASÓ EN NINGUNO DE LOS CINCO INCISOS RESTANTES QUE CONTIENE EL ARTÍCULO.

Esto quiere decir que la propia defensa de Alicia Cuestas no tuvo elementos para probar que “el hecho investigado no ha existido” (como dice el inciso 1), ni para probar que “el hecho atribuido no encuadra en una figura legal” (como dice el inciso 2). Sólo que al tiempo de las contrataciones no estaba en el directorio.

Esto significa que la propia defensa de Cuestas no pudo negar que la compra de Sidecreer a la firma Excelcom SA-cuyo directorio integra desde 2014- existió. Tampoco pudo negar que las contrataciones encuadran en la figura delictiva de “negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública”.

PARA LA CAUSA QUE ESTÁ PRÓXIMA AL JUCIO ORAL ESTÁ CLARO que Alicia Cuestas integró la empresa a la que contrató su cuñado LO QUE EVIDENCIA EL CLARO VÍNCULO FAMILIAR CON EL ENTONCES TITULAR DE SIDECREER QUE LOS FAVORECIÓ CON MILLONARIAS CONTRATACIONES.

 

Los mensajes de Canosa

Los hechos revelados en la investigación de Noticiauno, plenamente probados por los fiscales, demuestran que no hay razón alguna que sustente un supuesto agravio o daño para Canosa que justifique su accionar y sus advertencias repudiables, ilegítimas e indebidas. Si Canosa cree que tiene algo que reclamar, en lugar de molestar y descalificar reiteradamente, debería ir a la Justicia.

Su conducta, en cambio, parece un intento destinado a condicionar la declaración judicial de un testigo.

Los mensajes reiterados (“el daño que nos han hecho, nos vemos en tribunales, te aviso lo que vamos a hacer”, etc) DEBEN CESAR. O PLANTEARSE EN LA JUSTICIA.

Cabe preguntarse qué alcance tienen los mensajes de Canosa si no hay sustento ni razón en su advertencia. Porque se desconoce si habla por sí mismo o por mandato de su hermano: exfuncionario provincial, principal imputado en la causa, a punto de ser juzgado.

La advertencia de Carlos Canosa sobre “te estoy avisando lo que vamos a hacer”, cuando no tiene nada que hacer más que cumplir las reglas de conducta impuestas por la justicia en su probation, parece, más que un enojo sin fundamento, un “mensaje por elevación”.

La actitud, inútil, no logrará desviar nuestra permanente búsqueda de la VERDAD y JUSTICIA.

 

Fuente: Noticiauno

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

opinión

La región observa con preocupación la creciente judicialización de la política, el encarcelamiento de Lula da Silva y la intervención arbitraria de la Jueza Servini de Cubría del PJ Nacional. Es necesario que el peronismo aglutine al más amplio espectro multisectorial para derrotar electoralmente a “Cambiemos”.

+ NOTICIAS