Lunes, 22 de Octubre de 2018 | 10:53:57
17/04/2018

La gente “pudo más” y no habrá glifosato en Gualeguaychú

En una sesión caliente del Concejo Deliberante, colmado de vecinos “autoconvocados”, se aprobó  la ordenanza que “prohíbe el glifosato” en la ciudad. Los concejales de Cambiemos votaron en contra de prohibir las fumigaciones y fueron abucheados por el público presente.

 

El proyecto remitido por el Departamento Ejecutivo de Gualeguaychú fue analizado en la noche de este lunes por doce concejales por la ausencia de una edil de Cambiemos. Luego de casi tres horas de debate y algunas interrupciones del público presente, fue aprobado por nueve votos afirmativos (PJ y Frente Renovador) y tres en contra (Cambiemos). Qué dice la ordenanza (ver más abajo).

Vecinos autoconvocados de Gualeguaychú invitaron a “todos” para que vayan al Concejo Deliberante este lunes: “entre todos tenemos que empezar a desenmascarar a todos estos farsantes (CONCEJALES) sean del partido que sean, lo debemos hacer pacíficamente haciéndonos presentes mirándolos a los ojos este lunes 16 de Abril a las 19 hs en el Concejo Deliberante”.

Y acusaron que sectores PRO-GLIFOSATO “estuvieron operando y presionando” para que la prohibición no salga.

“Desde el senador provincial Nicolás Matiauda (PRO-Cambiemos), pasando por la Sociedad Rural y otros organismos, hicieron lobby para atrasar y dilatar su aprobación”, denunciaron a NOTICIAUNO.

La convocatoria fue un éxito, el recinto estaba lleno y la gente “pudo más”.

En una sesión acalorada y agitada, ayer se aprobó en el Honorable Concejo Deliberante la ordenanza que prohíbe el uso, acopio y venta de glifosato en todo el ejido de Gualeguaychú.

El recinto del Concejo Deliberante estuvo colmado por vecinos autoconvocados y organizaciones ambientalistas que se dieron cita para escuchar el debate sobre la prohibición del glifosato.

Pasadas las 19.30 comenzó la sesión. En primer lugar se dio lectura al proyecto que finalmente fue aprobado. Entre los considerandos se destacó la protección al medioambiente y el derecho a la salud de la población.

Siete votos del peronismo (FPV)

Luego de la lectura del proyecto, tomaron la palabra concejales oficialistas (Guillermina Guastavino, Mariana Farfán y Lucrecia Costa) para señalar que “la importancia de la norma radica en la protección del medioambiente y la salud de la población”.

Más tarde, el concejal del mismo bloque, Pablo Delmonte, reprochó que “Cambiemos toma una posición en consonancia con dos Ministros nacionales” y agregó que “esto no es una disputa de política partidaria, esto es una lucha del pueblo de Gualeguaychú. Felicito la madurez política de los concejales de UNA Andrés Sobredo y Marcela Yedro, que han protestado pero que entienden que el Concejo Deliberante debe reflejar lo que la mayoría del pueblo quiere”, dijo.

Por su parte, el viceintendente Jorge Maradey pidió la palabra antes de la votación y  sostuvo que “el glifosato es un veneno y que hay que proteger a toda la población de los efectos del mismo”.

Dos votos positivos del Frente Renovador (UNA)

En este sentido, cuando Andrés Sobredo tuvo la palabra destacó que desde la política no se pueden descuidar las cuestiones referentes a la vida, y con esto en mente no le quedaba ninguna duda de que el glifosato si envenena. Sin embargo, y luego de destacar la amplia participación ciudadana en toda esta cuestión, advirtió que será el primero en exigir que los controles se apliquen y la ordenanza sea más que palabras. Tanto Sobredo como Yedro votaron afirmativamente, pero también presentaron algunas modificaciones.

Tres votos negativos de Cambiemos

La primera minoría del Concejo Deliberante explicó que no pueden acompañar “una ordenanza que busca prohibir por prohibir”. La mayor crítica al proyecto estuvo referida a que la prohibición no ofrece una alternativa al sector afectado: “Esta ordenanza carece de presupuesto”, indicaron desde el bloque, mientras los vecinos presentes abucheaban la declaración de la oposición.

No fue esta la única vez: durante varios trayectos, en especial durante el discurso del concejal de Cambiemos Pablo Echandi, el Presidente del HDC debió llamar al orden. “Por favor, que se respete al que piensa diferente”, recriminó.

Ni las presiones políticas, ni el lobby sojero, ni las instituciones rurales PRO glifosato pudieron frenar el debate.

La gente común levantó la voz para defender la salud y su vida. Eso sí pudo más.

 

La Ordenanza

La nueva Ordenanza, que deberá estar reglamentada y promulgada en un plazo de 60 días,  en su primer artículo prohíbe en todo el ejido de la localidad de San José de Gualeguaychú el uso, aplicación, expendio, almacenamiento, transporte, comercialización y venta del producto llamado en forma general "Glifosato" y aquellas formulaciones que lo contengan.

En su segundo artículo establece que la Dirección de Ambiente, dependiente de la Secretaría de Desarrollo Social y Salud, la Dirección de Inspección General y la Dirección de Tránsito, dependientes de la Secretaría de Gobierno de la Municipalidad de San José de Gualeguaychú, serán los órganos de aplicación y control.

El tercer artículo de la Ordenanza faculta al Departamento Ejecutivo Municipal a conformar “una Comisión ad hoc, que tenga por objeto el estudio y seguimiento de la temática de esta Ordenanza, donde se encuentren representadas todas las fuerzas políticas integrantes del Honorable Concejo Deliberante, como así también las áreas competentes del Poder Ejecutivo; pudiendo ser invitadas participar por el Departamento Ejecutivo las instituciones y organizaciones intermedias que desarrollen actividades vinculadas a la defensa del ambiente y de la salud”.

Según el texto aprobado por mayoría, “la prohibición no admitirá ningún tipo de excepciones posteriores de ninguna índole y, más allá de las penas que correspondan por el Código de Faltas Municipal, establece las siguientes sanciones específicas para quien incumpla con lo establecido en la presente ordenanza:

a)- A quien o quienes incumplan lo normado por el Artículo 1° de la presente en cuanto a uso y aplicación, se les decomisarán los productos y se aplicará una multa de 500 UTM. En caso de reincidencia se decomisará y corresponderá una multa de 1000 UTM a modo de sanción, incrementándose la misma en futuras ocasiones de manera gradual al doble de la última sanción.

b)- A quien o quienes incumplan lo normado por el Artículo 1° de la presente en cuanto a almacenamiento, expendio y venta, se les decomisarán los productos y se les aplicará una multa de 500 UTM. En caso de reincidencia corresponderá decomiso, multa de 1000 UTM y la clausura preventiva del establecimiento donde se detecte dicha violación.

También la Ordenanza insta a invitar al resto de los Concejos Deliberantes de la ciudades y comunas de la Provincia a llevar adelante medidas semejantes a la que se establece en la presente Ordenanza.

Los considerandos

La ordenanza tiene en cuenta diferentes tipos de considerandos para establecer la prohibición del uso del glifosato en el ejido de Gualeguaychú, entre los que se destacan que la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), ámbito especializado de la Organización Mundial de la Salud (OMS), confirmó la vinculación entre el herbicida glifosato y el cáncer, incluyéndose en el Grupo “2A” de principios activos que se “clasifican como probables carcinógenos para los seres humanos”; que luego de un año de exhaustivo trabajo de 17 expertos científicos de 11 países, el máximo espacio para el estudio del cáncer de la OMS categorizó al glifosato, agroquímico más utilizado del mundo, pilar del modelo transgénico, en la segunda categoría más alta vinculada a la enfermedad: “Hay pruebas convincentes de que el glifosato puede causar cáncer en animales de laboratorio y hay pruebas limitadas de carcinogenia en humanos”. La evidencia “limitada” significa que existe una “asociación positiva entre la exposición al producto químico y el cáncer”, pero que no se pueden descartar “otras explicaciones” (Fuente http://www.who.int/countries/arg/es/).

También sostiene que en el mismo informe, la IARC-OMS afirmó que el herbicida “causó daño del ADN y los cromosomas en las células humanas”, teniendo esto relación directa con el cáncer y malformaciones, y detalló que se detectó glifosato en agua, en alimentos, en sangre y orina de humanos y que “la reciente clasificación de la IARC-OMS es consecuencia de la creciente evidencia científica generada por diversos investigadores independientes. Esta evidencia, hasta el momento deliberadamente ignorada, implica que se han utilizado millones de litros de un herbicida con potencial carcinogénico con las regulaciones propias de una sustancia prácticamente inocua”, y que, en consonancia con lo dicho, científicos del CONICET publicaron en 2016 un estudio en el que dictaminaron la presencia de altos niveles de glifosato y su degradación en toda la cuenca del Paraná, encontrándose que en el fondo de los ríos hay 3 o 4 veces más partículas de glifosato que en los campos.

 

Fuente: El Día - NOTICIAUNO

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

+ NOTICIAS