Domingo, 25 de Agosto de 2019 | 13:52:32
23/04/2019

El “bacheo electoral” de Varisco, a un mes de las elecciones

El intendente anunció que gastará 120 millones de pesos para reparar baches en varios puntos de la ciudad. En un escenario improbable, espera que el asfalto electoral logre convencer a algunos de los 8 de cada 10 paranaenses que le dieron la espalda en las urnas el 14 de abril.

 

Con la mira puesta en su reelección, Sergio Varisco anunció ayer que invertirá 120 millones de pesos para una obra de bacheo de 400 cuadras en distintos puntos de Paraná.

La idea de “bachear” en la previa de una elección es una vieja estrategia a la que apela la vieja dirigencia política desde hace muchos años, y en este caso intenta que el intendente de la capital provincial logre el 9 de junio los votos que necesita para mantenerse al frente del Municipio después del 10 de diciembre, y que no consiguió en las elecciones del 14 de abril.

Es que los resultados que mostraron las PASO dejaron a Varisco al borde de perder el control de la Municipalidad. No puede perderse de vista que en el marco de la causa narco en la que está imputado y procesado, el único motivo por el que Varisco pudo conservar su libertad –y no estar en prisión preventiva-, fue el carácter “unipersonal” del cargo de intendente que ejerce. Palabras más, palabras menos, ese fue el argumento del juez Ríos para no enviarlo a la cárcel mientras se sustancie el juicio.

Esa suerte no tuvieron ni el concejal de Cambiemos Pablo Hernández, ni su exsecretaria de Seguridad, Griselda Bordeira, que cumplen prisión preventiva y están acusados de integrar una banda narco, igual que Varisco.

El intendente confía ahora en que los 120 millones de pesos que invertirá en “asfalto electoral” puedan torcer la voluntad que 8 de cada diez paranaenses expresaron en las urnas el 14 de abril.

El asfalto electoral de Varisco se suma a una extensísima lista de “contratos” y “recategorizaciones” que firmó en la previa de las elecciones primarias (que están bajo la lupa de una eventual y necesaria auditoría cuando pierda las elecciones del 9 de junio), y a la ampliación de las partidas (300 por ciento de aumento) que maneja discrecionalmente para la compra de alimentos dispuesta justo antes de las elecciones, alimentos como los que se almacenan en los depósitos que llamativamente se incendiaron el pasado viernes, después de las PASO, entre otras medidas de “emergencia electoral” adoptadas por el presidente municipal de Paraná.  

Los resultados de las PASO dejaron en claro que Varisco perdió en todos los barrios de Paraná, a excepción, pero por una magra diferencia, de una de las zonas más postergadas y castigadas, el barrio Anacleto Medina, de lo cual se enorgulleció el jefe comunal para disimular el aplazo del 80 por ciento de los electores de la ciudad.

Aunque en política todo es posible, al intendente de Cambiemos le será muy difícil retener el municipio más allá del 10 de diciembre. Prácticamente no hay escenario electoral que lo favorezca.

Ni siquiera en el caso de que lograra que en junio lo acompañe hasta el último de los macristas de Gainza y hasta el último de los radicales de Curvale, que le dieron la espalda el 14 de abril.

 

Fuente: Noticiauno

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

+ NOTICIAS