Viernes, 07 de Agosto de 2020 | 10:04:21
22/06/2020

Agente Financiero: Todos los caminos conducen a los Eskenazi

 

El llamado a licitación por parte del Gobierno Provincial para adjudicar el Agente Financiero de la Provincia que desde el año 2005 está en manos del  Banco Entre Ríos de la Familia Eskenazi, se encamina a ser otro escándalo, como ocurrió hace 15 años cuando el gobernador Sergio Urribarri lo adjudico a ese mismo banco, donde los Entrerrianos en vez de cobrar un canon por entregar el manejo de todos los dineros del Gobierno y un paquete cautivo de clientes, paradójicamente, debía pagar más de 200 millones de pesos anuales de aquel momento al Banco.

Pocos días atrás trascendió en medios periodísticos que entre enero y marzo el Banco de Eskenazi se llevó más de 237 millones, solamente en concepto de comisiones.

El llamado a licitación por parte del Gobierno Provincial, para adjudicar a partir de septiembre el Agente Financiero, deja en evidencia muchas dudas la cual abre la sospecha de que esta licitación está dirigida.

Ésta presenta como novedad, aparentemente beneficiosa para las arcas gubernamentales, que el Banco adjudicatario esta vez, deberá pagar un Canon anual que está relacionado a un porcentaje de la masa salarial líquida de la provincia, pero sin un piso mínimo anual que asegure un ingreso básico y seguro para la Provincia.

Comparándolo con Santa Fe, vemos que el agente financiero (que también es del grupo Eskenazi) el Canon que percibe ese Gobierno es de 3,5 % al inicio, que anualmente se va actualizando, además de un canon variable que se actualiza anualmente de acuerdo a la recaudación provincial.

Como compensación del canon que pagaría el Banco, el Gobierno le permite que maneje con exclusividad los dineros de SIDECREER y el INSTITUTO DEL SEGURO, que en el contrato actualmente vigente estaban excluidos.

Otro punto cuestionable es que se seguirán pagando las mismas comisiones actuales -que son muy altas- .por transferencia de recursos de la coparticipación nacional, de la coparticipación a los Municipios, el pago a los contratistas y proveedores del Estado, la percepción de impuestos provinciales y el pago de sueldos y jubilaciones estatales. Si lo comparamos con Santa Fe vemos que en estos rubros, el gobierno de la vecina provincia no paga ninguna comisión.

Estas son algunos puntos cuestionables en este Pliego de Licitación, que entiendo, es perjudicial a todos los Entrerrianos. Si a esto le sumamos otros antecedentes que se exigen, vemos que está dirigida hacia el mismo grupo financiero que desde hace 15 años maneja las finanzas de la Provincia en connivencia con el Gobierno, quién tiene un representante en el Directorio del Banco.

Un poco de historia

Que lejos estamos de aquellos fundamentos, cuando en 1933 el Banco de Entre Ríos es inaugurado por el Gobernador Etchevehere, dando lugar a un rápido crecimiento exponencial. Luego comienza su penoso derrotero, que pasó, de ser una Empresa de Economía Mixta, a ser totalmente Estatal en 1984.

En la década del Menemato, el Cdor. Mario Moine en 1994 lo privatiza a un precio vil de 15 millones de pesos/dólares (solamente el edificio de la casa central tenía un valor inmobiliario mayor que esa cifra), sus nuevos dueños eran dos Bancos Cooperativos (BIC y Coopereste), que licuaron el capital accionario con emisión de acciones. A partir de ahí siguieron las maniobras en perjuicio de los Entrerrianos.

En 1996 es transferido nuevamente al Estado, que 3 años después lo vende al Banco Bisel (representante del Credit Agricole de Francia). Cuatro años después estos se van del País y debe hacerse cargo el Banco Nación hasta que en 2005 el Presidente Kirchner lo adjudica al grupo Petersen de la Familia Eskenazi, que es también dueño de los Bancos de Santa Cruz, San Juan y Santa Fe.

Ese mismo año, "casualmente", pasa a ser el Agente Financiero de la Provincia por 15 años y que hoy ambiciona a repetir esta "exitosa aventura financiera".

 

Todo hace prever que esta nueva licitación tiene nombre y apellido, donde el gran beneficiado será el ex socio del Kirchnerismo y el perjudicado será nuevamente el Estado, o sea todo el pueblo Entrerriano.

El artículo 74 de la Constitución de la Provincia de Entre Ríos dice que “El Estado creará un Banco de la Provincia para contribuir al desarrollo de sus sectores productivos y canalizar el ahorro público y privado, por medio de una política crediticia que aumente el potencial económico de la provincia y de sus habitantes, con sentido de justicia social… Será banco oficial y agente financiero del Estado” El Estado será siempre el accionista mayoritario, sin perjuicio de la participación privada en la formación del capital. En ningún caso se podrá disponer la privatización de sus acciones.

Es un buen momento para discutir y afianzar el rol del Estado. Ya se sabe que el mercado a esto no lo resuelve.

 

*Dr. Alberto D. Rotman  - Diputado Provincial mandato cumplido (UCR)

 

Fuente: NOTICIAUNO

COMENTARIOS

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

TENDENCIAS

En pleno pico de la pandemia, la ministra de Gobierno y Justicia de Entre Ríos, Rosario Romero, hizo alarmantes declaraciones reconociendo que “es prácticamente imposible” llevar adelante las medidas de control estricto del distanciamiento social anunciadas hace pocos días por Bordet. Criticó la estrategia sanitaria de la ministra de Salud, Sonia Velázquez, y culpó a los jueces y fiscales federales por no hacer su trabajo.

+ NOTICIAS